¿Es beneficiosa la desigualdad?

Fabricar en serie abarata los costes de producción. Y para fabricar en serie se necesitan máquinas, tecnología, y por tanto cierta concentración de capital. Si se estableciese un límite al capital el proceso productivo sería probablemente más humano (o menos inhumano) pero se perdería productividad. Por tanto, es al menos discutible que el capital de las empresas deba ser igualitario o convergente. Si los beneficios de la mayor productividad se transfieren a la colectividad y si se garantiza que el capital está lo suficientemente repartido para que nadie pueda imponer al mercado su propia ley (si las sociedades anónimas lo fuesen de verdad) no hay nada que objetar a una concentración de capital desigual.

Por el contrario, la desigualdad en la distribución de la riqueza patrimonial es injustificable se mire como se mire. Desde la ética significa que una minoría se apropia del fruto del trabajo de todos y que la opulencia de algunos convive con la miseria de muchos. Al margen de la moral, la desigualdad de la riqueza es indeseable para un buen funcionamiento de la economía. No proporciona utilidad ni ventaja alguna. Es fuente de desequilibrios, tensiones, injusticia y violencia.

La desigualdad patrimonial es dañina. Si continúa su escalada global el sistema terminará por colapsar.

Luis Molina
nomasdeunmillon.org

De la serie Preguntas con respuestas

_

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Es beneficiosa la desigualdad?

  1. Pingback: Índice de entradas | No más de un millón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s