¿Cómo nos afectaría personalmente una limitación de los patrimonios?

Dado que en un sistema desigual por definición muy pocos pueden llegar a ser ricos, este límite no supondría ningún sacrificio real para el 99% de la población. Supondría sólo el sacrificio de un futurible, el abandono de una improbable posibilidad de gran enriquecimiento. El problema es que con la aceptación de esa posibilidad de riqueza individual se está legitimando la desigualdad extrema y con ella el deterioro del verdadero futuro común que, este sí, no dejará de afectarnos. El apoyo a esta auto-limitación colectiva lleva a cuestionarse esa pretensión, esa ambición decadente y embrutecedora.

Si el límite se aprobara, los efectos materiales para el 99% serían beneficiosos por la redistribución de esa riqueza y por el estímulo económico que supondría la misma, sin dejar en la exclusión al restante 1% que seguiría disfrutando de una gran riqueza. Es decir, si tomamos conciencia de los efectos de la propuesta, comprenderemos que no es ni un acto simbólico -pues la limitación afectaría a las posibilidades individuales de todos- ni un sacrificio, porque el resultado sería beneficioso para conjunto del que formamos parte.

Javier Ibarra
nomasdeunmillon.org


De la serie: La clave que obstruye las demás soluciones

Anuncios

Un pensamiento en “¿Cómo nos afectaría personalmente una limitación de los patrimonios?

  1. Pingback: Índice de entradas | No más de un millón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s