…ni desde la lógica.

Ser inmensamente rico no es la prioridad de todos, ni siquiera de la mayoría, por mucho que los neoliberales insistan en generalizar esa intención. Para la mayoría de la gente ser feliz es más importante que poseer muchas riquezas. Pero permitir o favorecer la pretensión de una minoría por acumular hasta el infinito tiene desastrosas consecuencias para la felicidad de la mayoría que no comparte ese deseo.

La felicidad es improbable en un sistema de grandes desigualdades y es imposible en un sistema con desigualdades extremas y crecientes.

Pero concedamos que todos los seres humanos aspirasen a tener más que nadie, ¿debería el sistema económico facilitar ese deseo? Si viviésemos en un sistema con recursos infinitos, si acumular poder económico no otorgase poder para someter a los demás y si la igualdad de oportunidades fuese compatible con un sistema de desigualdades extremas, tal vez. Pero como todo eso es irreal, de ninguna manera.

La ambición personal de bienes materiales debe tener límite como un niño de dos años debe tenerlos. De otro modo se hará daño a sí mismo y a los demás. El capitalismo global se está viniendo abajo porque pretender que alguien pueda acumular riquezas sin límite es un deseo irrealizable, una fantasía.

El previsible colapso civilizatorio por la concentración ilimitada de riquezas ya es, más que una opinión, una evidencia científica, como resume este enlace: Los ricos destruirán la civilización.

Acumular sin límite no puede ser y además es imposible. Matemática pura.

Ni desde la ética ni desde la lógica se puede sostener que la desigualdad extrema convenga. Ni tampoco que las posesiones de los multimillonarios sean fruto exclusivo de su propio esfuerzo. El mayor minorista mundial del sector textil es un español, cuya fortuna personal se estima en 64.000 millones de $USA. Es indudable su esfuerzo y dedicación personal para haber llegado tal alto en la pirámide de la riqueza pero también es innegable que los 120.000 trabajadores que hoy trabajan en su grupo empresarial tienen mucho que ver en el hecho de que haya amasado tan inmensa fortuna. Muchos de ellos dedicarán al negocio jornadas más agotadoras que las de su jefe supremo pero es posible, y según dónde muy probable, que no tengan posesión alguna o incluso que sean pobres, con su esforzado trabajo y todo.

Pero para que no haya equívocos, volvemos a insistir, los grandes ricos no son responsables del mal reparto de la riqueza. Muchos de ellos sólo hacen legalmente lo que consentimos que se pueda hacer.

Si el sistema de reparto de la riqueza no funciona, y a la vista está, no hay más remedio que imponer un límite a la riqueza. Habrá quien piense que si lo hiciéramos iríamos desnudos porque ya no tendríamos ropa de esas multinacionales que dominan la industria textil, pero la economía, está demostrado, funciona mejor cuando hay competencia que cuando no la hay.

Si no hubiese multimillonarios todos viviríamos mejor. Y esto se cumple con seguridad y en cualquier caso. Da igual que sean desalmados oligarcas o bondadosos filántropos. Un buen sistema económico no debe depender de la buena voluntad de los de arriba (aunque hoy por hoy es de agradecer la minoritaria generosidad de algunos de ellos para aliviar el enorme sufrimiento que provoca la escalada de la desigualdad).

Ser permisivos con una concentración extrema y creciente de la riqueza es, además de ilógico, antidemocrático. El poder económico excesivo devora cualquier otro derecho o poder.

Acumular sin límite es algo que no se debe permitir por mucho que alguien lo desee. Que el propio sistema lo fomente es una irresponsabilidad colectiva.

De la serie:
Limitar los patrimonios para corregir la desigualdad

Anuncios

Un pensamiento en “…ni desde la lógica.

  1. Pingback: Limitar los patrimonios para corregir la desigualdad | No más de un millón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s