El poder de los grandes patrimonios no es sólo económico

Siendo tan evidentes los problemas que provoca la disparidad patrimonial, y teniendo democracia en muchos países de occidente, resulta difícil entender cómo un reparto tan desigual ha llegado tan lejos y sigue yendo a más. La razón es que el poder de los patrimonios tiene más tentáculos que los dedicados al dominio de los mercados.

En el terreno político, y por las insólitas decisiones que se vienen tomando en esta larga crisis, no hace falta decir que los gobernantes están sometidos al poder económico.  Aquí, en Alemania, en EEUU y probablemente ahora también hasta en China. Las puertas giratorias, los lobbies de los grandes trust, la falta de transparencia, los paraísos fiscales, la  corrupción, los empresarios tras la política y los políticos tras las empresas, hay muchos instrumentos impulsando la concentración del poder económico y la escalada de la desigualdad desde la política.

En el plano ideológico las grandes fortunas también multiplican su poder controlando la prensa, la televisión y los medios en general. Su gran interés por financiar la opinión pública, a la vista de los siguientes enlaces, no parece casualidad.

Será difícil encontrar información libre e independiente entre esa urdimbre de intereses. En cambio, es fácil asistir al deprimente espectáculo de manipulación que nos regalan diariamente los medios esponsorizados por las grandes fortunas. Dos son sus principales herramientas, el discurso del miedo (tan socorrido para someternos a un poder piramidal pero tan peligroso cuando como contrapeso emerge la xenofobia o el fascismo) y la guerra de todos contra todos (alemanes contra griegos, europeos contra chinos, cristianos contra musulmanes, norte contra sur…). Así nos tienen distraídos para que sigamos asumiendo lo inasumible, que la mitad del planeta las pasa canutas para que un puñado de inmensamente ricos imponga su agenda, siga imprudentemente acumulando sin fin y acabe con el ecosistema y el futuro de todos.

Y por si no bastara con el control económico, político y mediático la cúspide económica quiere dominar también la ideología académica. Financiando escuelas de negocios y think tanks “independientes” han conseguido que tengamos pensamiento económico neoliberal hasta en la sopa.

El individualismo a ultranza, las bondades de luchar en la base para ascender a la cúspide de la pirámide, la igualdad de oportunidades como apriorística verdad, el autoritarismo para defender las élites de la chusma, la maldad de los posibles contrapesos a la concentración del poder económico, como el estado o los sindicatos, la necesidad de privatizar la educación, la sanidad y las pensiones o que nuestros hijos aprendan a competir en vez de compartir. Todo ese conjunto de políticas frecuentemente puritanas y siempre conformistas que defienden que el sistema de la ambición infinita y el sálvese quien pueda funciona bien, y que lo que debemos hacer es adaptarnos a él aunque nos cueste sangre, sudor y lágrimas. Debemos luchar unos contra otros porque es inevitable, porque ganarán los mejores y eso será mejor para todos. De todas estas patrañas intentan convencernos los economistas “modernos”.

Los economistas neoliberales son grandes discutidores de cualquier asunto económico, les encanta manejar argumentos tecnocráticos y defender la “libertad”, pero evitan por todos los medios un tema tabú: cómo revertir la escalada de la desigualdad. Para ellos la desigualdad no es un problema. Claro, no puede serlo si quien te paga y patrocina son las grandes empresas controladas por la cúspide del poder piramidal. Y también rehúyen explicar cómo un modelo econométrico de recursos limitados puede sostener en el tiempo una escalada infinita de acumulación de la riqueza. Más vale no meterse a justificar algo matemáticamente imposible.

De la serie:
Limitar los patrimonios para corregir la desigualdad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s