La desigualdad en la Unión Europea

porcentaje-de-patrimonio

La desigualdad extrema es norma en toda la Unión Europea. Lo es en los países del sur, del este, del centro y también, aunque pueda sorprender, entre los nórdicos.

Antes de ver las cifras, conviene recordar que la desigualdad se debe evaluar según la distribución de los patrimonios. Al rico o al pobre se le distingue por lo que tiene, no por lo que gana. Y esto es aplicable a los grandes ricos de la lista Forbes o a las legiones de desposeídos del mundo.

Hasta el ejecutivo mejor pagado sabe que más vale poseer patrimonio que disponer de rentas. Una persona sin patrimonio es una persona dependiente. De un salario, por muy alto que sea; de su propio esfuerzo y salud, si es el empresario de un pequeño negocio hipotecado; de las prestaciones por desempleo, quien tenga derecho a ellas; de la capacidad de las instituciones para facilitar nuevos empleos; de los servicios y ayudas públicas; de la solidaridad privada o del apoyo de la familia. Dependiente, al fin, en las fronteras de su país o de la posibilidad de emigrar a otro que le trate mejor.

La situación es bien distinta cuando se tiene patrimonio, y tanto mejor cuanto más patrimonio se tenga. Sigue leyendo en el blog de Economistas frente a la crisis

Un artículo de Luis Molina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s